jueves, 19 de marzo de 2009

Argumentos finales: llega la hora cero


“Les pediré que usen esta oportunidad para enviar un mensaje a Aníbal Acevedo Vilá y Luisa Inclán Bird, de que no tolerarán la corrupción en el proceso electoral. Que quien aspire a ocupar un cargo electo en el país debe comenzar siguiendo la ley, no rompiéndola. Que cuando se rompe la ley, el costo del éxito es muy alto.
Tienen que enviar el mensaje de que el voto de un pobre debe costar lo mismo que el de Edwin Santana. Es la única forma de preservar la democracia. Les pido el único veredicto posible para los acusados. El veredicto de culpabilidad”.
De esa forma, la fiscal Maria Domínguez cerró la exposición de sus argumentos finales en sala y, asi, cerró el proceso de cerca de un mes en el que se han ventilado los detalles relacionados a los cargos que pesan contra el ex Gobernador Aníbal Acevedo Vilá y Luisa Inclán Bird. Sería la última oportunidad de convencer al jurado.

Antes, la fiscal Domínguez, al igual que sus colegas Peter Koski y Timothy Henwood en turnos iniciales, pidieron al jurado utilizar su sentido común a la hora de decidir el futuro de los acusados. Henwood explico: “Usted sabe que llovió porque vio la lluvia caer. Pero también sabe que llovió aunque no haya visto la lluvia caer. Si al salir a la calle el césped esta mojado y al llegar a su trabajo sus compañeros tienen paraguas, usted no vio la lluvia caer, pero sabe sin duda que ha llovido”, aseguró para explicar el alcance de la prueba circunstancial que le piden al jurado utilice para condenar a Acevedo Vilá y Luisa Inclán.

Koski, Henwood y Maria Domínguez aseguraron que, aunque no hay prueba directa, si la hay circunstancial y que basado en ella los acusados deben ser hallados culpables.
Los fiscales cuestionaron la teoría de la defensa que asegura que AAV no sabía lo que hacían sus allegados para violar la ley y para ello utilizó el ejemplo del testigo Juan Agosto Alicea. “Agosto Alicea solo estuvo en la campaña de AAV 4 meses y supo de las irregularidades. ¿AAv estuvo un año completo y nunca supo? Pregúntense: ¿Hay alguna razón para que Agosto Alicea ocultara eso a la persona que más tenia que ganar o perder. ¡Era la campaña de Acevedo Vilá, no la campaña de Juan Agosto Alicea!
Antes, había tocado el turno a los abogados de la defensa Thomas Green y Michael Pasano. Green comenzó su turno asegurando: “En marzo del pasado año Aníbal Acevedo Vilá fue objeto de radicación de cargos por un Gran Jurado Federal. Pero eso no fue suficiente y volvió a ser acusado a 4 meses de las elecciones. Acevedo Vilá perdió las elecciones (…) ¡Si el Gobierno de Estados Unidos acusa a un candidato a la gobernación dos veces en un año electoral después de 4 años de investigación, más le vale que venga aquí y pruebe su caso!”.
“Trajeron a esta corte a todos los conspiradores que encontraron, les dieron acuerdos o inmunidad y ninguno trajo aquí prueba de que Acevedo Vilá violó la ley”. Tras cuestionar la naturaleza indirecta de la prueba presentada y la credibilidad de algunos de los testigos, Green cerró su argumento final disparando al Gobierno de Estados Unidos. “El gobierno de Estados Unidos comete errores. El pasado noviembre el pueblo de los Estados Unidos envió un mensaje de que está cansado de los errores. ¡Esto (el caso) es un error! No tengan miedo de entregar el único veredicto justo (…) Mucho se le ha quitado a Aníbal Acevedo Vilá en los pasados cuatro años. Ustedes deciden si le continúan quitando o lo llevan a la libertad. Yo les imploro que lo hagan por él y por el Pueblo de Puerto Rico”, terminó diciendo Green.

Por su parte Michael Pasano destacó que la mayoría de los más de 30 testigos llevados por la fiscalia no mencionaron a su clienta Luisa Inclán y que quienes si lo hicieron, o hablaron bien de ella o no tienen credibilidad. En este último renglón colocó a Fulgencio Correa, administrador de la Tiendita Popular, a quien bautizó como “Mr. Negativo” por la cantidad de ocasiones en que negó haber dicho lo que antes habia afirmado en sus entrevistas con los agentes investigadores.
Pasano además demostró que hizo la tarea de familiarizarse con la isla a la hora de utilizar el personaje de Juan Bobo para compararlo con la Fiscalia.
“En Puerto Rico me han hecho muchas historias. Una de ellas de Juan Bobo. Según el cuento, un día Juan Bobo subió a una colina para buscar agua con una canasta. Echó agua en una canasta y se la colocó en la cabeza. Y mientras iba bajando la colina el agua se salía de la canasta. Cuando llegó abajo el agua se había salido de la canasta. Así es el caso de la Fiscalia”, sentenció.
El viernes, a las 9 de la mañana, los miembros del jurado recibirán las instrucciones finales para luego dar paso al inicio de la deliberación.

3 comentarios:

Ordinario dijo...

Saludos, Julio, te felicito por tu trabajo. Más jóvenes se tienen que atrever.

Concrétamente, por tu participación en el documental Un diario amable de Zona Franca.

Te invito a que te des una vuelta por mi blog para que mires el post de Un diario amable, Los Comentarios. Son muchos reflejos.

Adelante,

http://lecturaordinaria.blogspot.com/2009/03/que-se-puede-esperar-de-un-diario.html

Julio Rivera-Saniel dijo...

Gracias Ordinario! Te confieso que aun no he visto el producto final por estar metido en el Tribunal Dia y Noche. Ya lo vere luego! Saludos!

Elco Lao dijo...

En este espacio de trifulca, fueron muchos los juzgados, además de Aníbal y Luisa Inclán, entre ellos la estructura del PPD, el rol de las autoridades imperiales (que aquí llaman erróneamente como "federales"), los lazos del PNP con una jefa de fiscalía que no aceptó dirigir una investigación en contra de Fortuño por decir que él la había recomendado para ese puesto, los "analistas" políticos, los periodistas que reseñaron la noticia, y los medios de "incomunicación" masiva...

Ese juicio de la periferia, el que vimos desde afuera, es el más importante de todos.